Roberto Maroto, Pope, empezó a rodar profesionalmente en 1997, tenía 21 años. Sin abandonar la parte teórica, pronto apostó por aprender con la experiencia: ‘Fui y soy,  en esencia, autodidacta’.  Desde entonces, han sido innumerables las veces que ha encuadrado fuera y dentro de un plató.

Programas como Masterchef, Entrevista a la carta o Reporteros;  documentales de actualidad o culturales; videoclips y spot de publicidad o corporativos (ej, director de fotografía para  Promociones Cuatro y Telecinco, 2012, realizador y director de fotografía para Ogilvy One, 2012,Acnur y LHH, 2013; operador para spots de LG y Cruz Roja, 2013; audiovisuales para Renault, el  Museo Thyssen…) conforman un amplia experiencia laboral en la que, asegura, se sigue curtiendo día a día.

La factoria 3‘¿Mi afán principal?: Capturar el movimiento,  jugar con la luz’, Pope lo tiene claro, enfocado.  De ahí, que hoy sea  uno de los mejores especialistas en timelapse de España. Especialización compartida  por  los beauties, la captura de la belleza y el instante detenido.  De los pasos del tiempo al tiempo congelado.

“Los timelapses me permiten, observar otros angulos, centrar la atención de una forma diferente, sin olvidar que gracias a ellos he pisado todo tipo de azoteas y cimas…” Desde ellas, el mundo, el tiempo y la luz se ven distintos.

Porque la vocación de Pope es el movimiento, físico y mental. En él y  tras él, ha recorrido el mundo como operador, director de fotografía o realizador de reportajes de viajes (Patagonia, Veo Veo TV; Medgaz Argelia, Brothers films para Repsol), documentales,  (“La historia de la mas grande jamás contada“, Telecinco, 2006; “Malta Radio”, Versus Films / Socarrat Producciones; El chivo, TVE, 2013…) y  cortometrajes (La luz del mundo, La factoria, Aceite rancio…)

Sin olvidar, los  programas y series de las principales cadenas de televisión del país (Masterchef, TVE-2014; , Un país para comérselo, TVE-2010;  Diario D…, Telecinco, Hermano Mayor, La Tribu, Cuatro; Madrid DirectoSorpresa, sorpresaInocente, inocente)

Tras casi veinte años de profesión, sigue reivindicando al autodidacta que lleva dentro; por eso, no deja de aprender y reciclarse. Prueba de ello es que hoy completa su carrera profesional con la edición, el montaje.  La imagen siempre como protagonista. Capturarla  y narrar con ella.

Pope Maroto defiende la formación teórica, apuesta por enseñar y compartir  conocimientos, pero, sobre todo, cree que la suya es una vocación práctica, que se vive y se aprende según dices ‘Estoy rodando’ y alguien grita ‘Acción’.

Pepa Ramos
Directora de documentales en Documentos TV

pope-un-pais